Viajes a Marruecos con Siente Marruecos

Cómo reservar

Reservar un viaje con nosotros o consultar dudas al respecto es sumamente sencillo, y se puede realizar de diferentes maneras: o bien puedes rellenar el formulario presente en todas las páginas que detallan algún viaje, o llamarnos por teléfono al 954 042 926 o, si así lo prefirieses, puedes llegarte directamente a nuestra agencia.

Tenemos una página específica para detallar más información al respecto. Para acceder a ella, simplemente tienes que pinchar en “cómo reservar” en la barra principal situada en la zona superior de la página, o pinchando aquí.

Moneda

La moneda oficial de Marruecos es el dirham, y es posible que lo veas en algunas tiendas contraído como MAD. Su conversión aproximada con respecto al euro es 1 euro = 11 dirhams; debido a las fluctuaciones de la moneda dependiendo del día la conversión exacta puede ser algo distinta, pero por regla general el valor del euro será algo mayor que diez veces el valor del dirham.

Para cambiar dinero, lo ideal es hacerlo en las cabinas de cambio oficiales que podrás encontrar al llegar al país, tanto en el puerto como en el aeropuerto, o bien en los distintos puntos de cambio oficial que podrás encontrar por la ciudad. No es nada  aconsejable cambiar en la calle, puesto que es necesario que te den un justificante del cambio de moneda: ten en cuenta que es posible que vuelvas con dinero de sobra de vuelta, y si quieres volver a cambiar a euros, será necesario dicho justificante.

Si quieres mayor información al respecto, te recomendamos que visites nuestra entrada en el blog que trata específicamente este tema

Formas de pago

El medio más habitual para pagar en Marruecos es en efectivo, aunque de manera opcional también se puede pagar con tarjeta: en ciertos establecimientos (no todos admiten esta forma de pago) y siempre que se realice una compra mínima de 20 euros. Además, ten en cuenta que tu banco aplicará un cargo por dicha gestión, que dependiendo de la entidad puede ser mayor o menor.

Al igual que en el anterior apartado, recomendamos visitar la entrada del blog citada para obtener más información.

Vestimenta

Contrariamente a lo que se suele pensar, no es necesario llevar ningún tipo de vestimenta concreta a la hora de visitar Marruecos: cualquier ropa occidental será apropiada.

Es necesario subrayar que, en el caso de las mujeres, no resulta en absoluto necesario llevar tapado el pelo. Lo que sí se recomienda, de cara a mantener un ambiente de respeto,  es no llevar pantalones muy cortos ni escotes demasiado profundos, o por extensión aquellas vestimentas que puedan considerarse provocativas.

Vacunas

En primer lugar, debemos señalar que no es necesario, ni mucho menos obligatorio, aplicarse vacuna alguna ni tratamiento antipalúdico a los viajeros procedentes de Europa.

Dicho esto, existen una serie de recomendaciones por parte del gobierno para todas aquellas personas que realicen cualquier viaje al extranjero. Concretamente aconsejan vacunarse de la hepatitis A y B y del tétanos-difteria.

Como comentábamos, son recomendaciones sobre enfermedades de distribución mundial y que en ningún caso son necesarias.

Finalmente, aunque no pertenezca propiamente a este apartado,  es recomendable consumir únicamente agua embotellada, ya que la propia de Marruecos puede llegar a ocasionar molestias al no estar acostumbrado nuestro organismo a ella.

Electricidad

Todos los enchufes son de tipo europeo, por lo que los ciudadanos del continente pueden utilizar sus aparatos electrónicos sin necesidad de utilizar ningún adaptador. En el caso ser ciudadano no europeo, si bien en determinadas circunstancias podrás utilizar sistemas de red universales, se recomienda, previamente a realizar un viaje, comprar un adaptador europeo.

Al igual que en Europa, todos aquellos edificios de nueva construcción dispondrán de un voltaje de 220 V y, en la mayoría de los casos, toma de tierra. En el resto de los sitios las características de la red podrá variar en función de la antigüedad del edificio y la zona.

Documentación y visados

Los ciudadanos de la Comunidad Económica Europa y Estados Unidos no necesitan visado para viajes al país, siendo únicamente necesario disponer del pasaporte en vigor y con una caducidad mínima de 3 meses con respecto a la fecha de llegada.

Para el resto de los países recomendamos consultar con el consulado correspondiente.

Diferencia horaria

Marruecos tiene una diferencia horaria respecto a España de una hora menos (es decir, cuando aquí son las tres allí son las dos) excepto para los meses de verano, que se amplía a dos horas de diferencia. Para al resto de los países, recomendamos consultar su diferencia horaria con respecto a España y a partir de ahí deducir  la que corresponde con respecto a Marruecos.

Idioma

El idioma oficial del país es el árabe clásico, aunque lo que se utiliza a diario, tanto en el entorno doméstico como en conversaciones o incluso en al ámbito cultural, es el árabe dialectal (una variación del anterior), así como algunos dialectos bereberes. La segunda lengua más hablada es el francés.

Todo ello no implica necesariamente que tengan problemas para expresarse en castellano. Hay que tener en cuenta que su mayor fuente de ingresos es el turismo, fundamentalmente hispanoparlante, por lo que no van a perder la ocasión de formalizar una venta por problemas de comunicación. También, por la misma razón, tienen cierta habilidad para expresarse en inglés, aunque con una fluidez sensiblemente menor que en castellano.

Clima

Marruecos es un país que dispone de gran heterogeneidad en su geografía, lo que implica que para hablar del clima haya que diferenciar partes; pudiendo dividirse en cuatro zonas climáticas básicas, distinguiremos el norte (zona de costa y montañas del Rif) con un clima mediterráneo, la costa oeste con clima oceánico, las zona montañosa del interior, con clima continental, y finalmente la zona del sur de las montañas del Atlas, con clima desértico y semi-desertico.

Tanto en la zona de costa del Mediterráneo y del Atlántico, así como las llanuras del interior del norte, se disfruta de temperaturas suaves y frecas, con veranos algo calurosos e inviernos suaves y húmedos. Éstas aumentan sensiblemente una vez entramos al interior o nos dirigimos al sur, aumentando la diferencia de temperatura entre el día y la noche, y alcanzando los 40 grados de temperatura en las zonas desérticas los meses de verano.

Bebidas Alcohólicas

Los musulmanes tienen prohibido beber alcohol por cuestiones religiosas. Eso hace que resulte algo complicado consumirlo en bares y restaurantes, pero no imposible, sobre todo si el establecimiento tiene intención de atender a clientela principalmente extranjera.

Además, todo aquel bar o restaurante que pretenda servir alcohol a extranjeros tiene que pagar una tasa extra el gobierno, lo que termina repercutiendo el precio final de la bebida. A modo orientativo, una cerveza puede llegar a costar entre 2 euros y 2,5 euros, y una botella de vino hasta 10 euros.