Viajes a Marruecos con Siente Marruecos

Hoteles en Marruecos

Los hoteles en Marruecos, al igual que en resto del mundo, se definen a grandes rasgos por una categoría basada en estrellas (principalmente 3,4 y 5 estrellas). Sin embargo, ello no implica que un hotel de Marruecos de cinco estrellas sea comparable a uno de similar categoría, por ejemplo, en España, pues los criterios a la hora de calificar varían en función del país y en ese sentido son más permisivos en Marruecos.

Como regla general, aconsejamos pensar en ellos como si tuvieran una estrella menos que en occidente. Así, un hotel de cuatro estrellas en Marruecos equivaldría más o menos a uno de 3 en España.

Por otro lado, si bien las exigencias mínimas que rigen el sentido común se cumplen, como puede ser temas de limpieza, comodidad, etc. suelen pecar de algunas carencias: por ejemplo suelen tener un aspecto antiguo (no acostumbran a reformar su estética) y poseen menos diversidad de espacios comunes. Los servicios de Wifi no suelen alcanzar a las habitaciones, siendo habitual tener que acceder desde zonas contiguas a recepción. También puede ocurrir que no dispongan de ascensor, cuestión ultima que se acrecienta conforme se sitúan más al sur del país.

Por regla general se recomienda, en términos de calidad/precio, elegir hoteles de cuatro estrellas, optando por la categoría superior siempre que sea posible económicamente, sobre todo por disponer de una mayor variedad en el catering.

Obviamente ello no significa que no pueda haber excepciones y que haya hoteles de cinco estrellas parecidos a los de occidente, pero desgraciadamente no suele ser la norma en la mayoría de los viajes grupales con fechas programadas, donde el criterio es intentar ajustar los costes para garantizar la salida y la reserva del suficiente número de viajeros.

Por otro lado, si el circuito lo permite, o en caso de optar por un viaje a medida, nuestra recomendación es acudir a riads, que si bien tienen menos espacios comunes, su decoración y su naturaleza cercana y acogedora no tienen comparación y permiten conectar mejor con la cultura del país.

Esta entrada sobre qué es un riad y las diferencias con un hotel pueden ilustrarte más al respecto.