Viajes a Marruecos con Siente Marruecos

Condiciones generales del seguro de asistencia

Todos nuestros viajes combinados tienen asociados un seguro de asistencia, que cubren eventualidades e imprevistos en destino. Al trabajar con varios receptivos dependiendo del viaje, no podemos unificar las condiciones, por lo que te recomendamos consultarlas una vez te hayas decidido por un viaje en concreto.

A modo orientativo, te podemos decir que de forma general los seguros incluyen los siguientes aspectos (dependiendo del seguro y el viaje pueden cubrir más aspectos):

Asistencia médica y sanitaria en Marruecos
Gastos de estancia en Marruecos
Robo y daños materiales del equipaje
Repatriación o transporte de heridos y/o enfermos
Repatriación o transporte del asegurado fallecido

La cobertura de cada uno de estos aspectos (es decir, el coste total que garantiza) dependerá del viaje y el seguro contratado.

Por otro lado, debes tener en cuenta que la repatriación es aplicable sólo hasta el punto de origen del viaje (es decir, desde la primera ciudad de Marruecos que incluya el viaje o desde España, en el caso de que la contratación del viaje comience con nosotros desde la península). Si por el contrario tu lugar de residencia es en otro país y quieres que el seguro te cubra una posible repatriación, indícanoslo para que te sugiramos otro seguro de mayor alcance.

También disponemos de un seguro de anulación, que necesariamente se debe contratar a la hora de reservar y que ofrece la posibilidad de anular el viaje sin gastos (sólo se pagaría el seguro en sí, que no es reembolsable) siempre que haya causa justificada. Ejemplo de ello es fallecimiento de familiar de primer grado, ingreso hospitalario del viajero o de un familiar de primer grado o compromisos ineludibles e imprevistos, como puede ser la citación para un juicio.

Puedes conocer con más detalles el precio y condiciones del seguro de anulación en este enlace.

Gastos de cancelación

En todo momento el usuario o consumidor puede desistir de los servicios solicitados o contratados, teniendo derecho a la devolución de las cantidades que hubiera abonado, tanto si se trata del precio total como del anticipo previsto en el apartado precedente (Forma de Pago. Inscripciones y reembolsos), pero deberá indemnizar a la agencia por los conceptos que a continuación se indican:

a) En el caso de servicios sueltos: La totalidad de los gastos de gestión, más los gastos de anulación si se hubieran producido.
b) En el caso de viajes combinados y salvo que el desistimiento se produzca por causa de fuerza mayor:

1) Los gastos de gestión, mas lo de anulación si lo hubiera, independientemente del momento en que se produzca la cancelación.

2) Además de lo especificado en el anterior apartado (1), si el desistimiento se produce entre 10 y 15 días naturales previos a la fecha de comienzo del viaje se penalizará con un 5% del valor total del viaje. Si se produjera entre 9 y 5 días naturales previos a la salida, serían del 25%. Si la cancelación se produce 4 ó 3 días naturales previos el porcentaje ascendería al 50% y si sucediera en las cuarenta y ocho horas anteriores a la salida o el cliente no se presentara a la salida, se consideraría «no-show» y no tendría derecho a devolución alguna de la cantidad abonada.

En el caso de que el cliente opte contrate un viaje no grupal y/o sin fechas programadas, es decir, un viaje a medida y/o en privado, se le aplicarán unos gastos particulares de cancelación: si el desistimiento se produce más de 45 días naturales antes de la salida se penalizará con un 10% del valor total del viaje; entre 45 y 31 días antes serán del 15%, entre 30 y 21 días del 30%, entre 20 y 10 días del 60% y si se cancela durante las 9 días naturales antes de la salida o bien no se presentara a la salida del viaje, tendrá unos gastos serán del 100% y no tendría derecho a devolución alguna de la cantidad abonada.

3) En el caso de que alguno de los servicios contratados, así como ciertos viajes combinados, estuvieran sujeto a condiciones económicas especiales de contratación, tales como flete de aviones, buques, tarifas especiales, etc… los gastos de anulación por desistimiento se indicarían en la información precontractual facilitada.

4) Las excursiones contratadas se regirán en lo referente a los gastos por anulación por sus condiciones específicas, que serán puestas de manifiesto verbalmente al cliente, compartiendo todas ellas la penalización del 100% de su importe si el consumidor no se presenta a las mismas. En el caso de excursiones contratadas en destino por el consumidor a empresas ajenas a la agencia, esta última no tendrá ninguna responsabilidad en las mismas, al no formar parte de la citada relación jurídica.

5) Cuando concurra alguna causa de fuerza mayor y el consumidor desista del viaje, deberá comunicar su circunstancia a la empresa aseguradora para hacer efectiva la cobertura del seguro de anulación en el caso de que lo hubiera contratado.

6) El consumidor del viaje combinado podrá ceder su reserva a una tercera persona, siempre que lo comunique por escrito quince días naturales antes de la fecha de inicio del viaje. Tal cesión no será posible cuando concurra causa suficiente. El cesionario tendrá que reunir los mismos requisitos que tenía el cedente, exigidos con carácter general para el viaje combinado, y ambos responderán solidariamente ante la agencia del pago del precio del viaje y de los gastos adicionales derivados de la cesión. Si dentro del viaje combinado se incluyera traslado mediante avión, sería necesario añadir los gastos especificados según las condiciones de la compañía aérea (siempre que dicha compañía admita el cambio de titularidad).

7) En los casos en los que el organizador condicione la viabilidad del viaje combinado a un número mínimo de participantes y no se alcance dicho número, se procedería a la anulación del viaje, y el usuario tendría derecho a la totalidad del reembolso de las cantidades anticipadas, pero no podría reclamar cantidad alguna en concepto de indemnización, siempre que la agencia se lo hubiera notificado por escrito con un mínimo de diez días naturales de antelación a la fecha prevista de inicio del viaje.